El Arsenal vence, pero no convence (2-1)

El conjunto ‘gunner’ volvió a sumar tres puntos aunque esta vez sufriendo. El gol de Nketiah en el 86′ salvó los muebles.

Nketiah y Ceballos se reconcilian de la mejor manera, dando el triunfo al Arsenal

El Arsenal FC se estrenó como local en la Premier League. Tras su holgada victoria ante el Fulham, los hombres de Mikel Arteta partían como claros favoritos ante un West Ham United en horas bajas. Sin embargo, lo que vimos sobre el césped del Emirates Stadium fue totalmente distinto a lo previsto.

Onces iniciales:

Arsenal (3-4-3): Leno – Gabriel – Holding – Kolasinac – Bellerín – Saka* – Ceballos – Xhaka – Aubameyang – Lacazette* – Willian*

Pépé (64′), Nketiah (77′), Luiz (89′)

West Ham (5-4-1): Fabianski – Ogbonna – Diop – Creswell – Fredericks – Masuaku – Soucek – Rice – Fornals – Bowen – Antonio

Yarmolenko (83′), Haller (89′), Felipe Anderson (90′)

*Sustituciones

Goles: Lacazette (25′) 1-0, Antonio (45′) 1-1, Nketiah (86′) 2-1

Antes de comenzar el partido al Arsenal ya se le empezó a complicar. Una lesión en el calentamiento de Kieran Tierney, que partía como titular, puso a Sead Kolasinac en el once inicial reemplazando al zaguero escocés.

Los ‘gunners’ dominaban la posesión de balón en los primeros compases, aunque las jugadas con más peligro fueron para un West Ham United que causó más problemas de lo esperado. La contundencia física de Antonio y los pases filtrados de Declan Rice hacían daño a la defensa de un Arsenal incómodo, al que le costó mucho hilvanar jugadas en ataque.

Saka, Auba, Laca: 1-0

Sin embargo, un destello de Bukayo Saka, que daba un fenomenal pase a Aubameyang rompiendo líneas y éste le ponía un centro preciso a Lacazette para rematar a placer de cabeza y marcar el primer gol del partido (minuto 25). La asociación Aubameyang-Lacazette volvió a hacer acto de presencia cuando el equipo más lo necesitaba, aunque el inicio de la jugada fue del joven Saka, que más tarde volvería a ser protagonista. El Arsenal ponía el 1-0 en el marcador, pero las dudas de los de Arteta se iban a mantener en el aspecto defensivo.

Aubameyang y Lacazette, celebrando el primer tanto del partido en el 25′

La alegría le iba a durar poco a los armeros. El West Ham, que ya se había acercado más de una vez a la portería de Leno, iba a vender cara su piel. Los pases del Arsenal fueron imprecisos e incluso los tres centrales (Gabriel, Holding y Kolasinac) no parecían estar en sintonía, de hecho el brasileño estuvo a punto de provocar un penalti. Los ‘hammers’ lanzaron un contraataque a gran velocidad que acabaría siendo el primer tanto visitante. Un centro lateral de Fredericks directo a las botas de Michail Antonio, que únicamente tuvo que meter el pie para marcar el 1-1 al filo del descanso (45′). Al delantero del West Ham no le costó demasiado hacerse hueco en el área y dejó a Holding atrás en un suspiro. El empate fue merecido.

Malas sensaciones atrás

El Arsenal no estuvo demasiado acertado tampoco en el segundo tiempo. Pecando de relajación, Bernd Leno tuvo que intervenir en media docena de disparos de un West Ham que quería llevarse los tres puntos. El arquero alemán, que tuvo varias jugadas donde salió a destiempo, a punto estuvo salirle caro una fatídica salida por arriba en la que acabó atropellando a Ceballos dejando el esférico muerto en el punto de penalti que salvó in extremis la zaga ‘gunner’.

Otro destello de Saka para sumar tres puntos

Los hombres de David Moyes no le perdieron la cara al choque, Antonio estrelló un balón al travesaño a quince minutos del final y las jugadas más peligrosas seguían cayendo del bando visitante. Sin embargo, la calidad de Bukayo Saka volvió a marcar la diferencia. El joven canterano filtró un pase magistral que leyó perfectamente Ceballos, que únicamente tuvo que tirar el desmarque, levantar la cabeza y asistir a Nketiah para marcar a placer el 2-1 en el minuto 86. Los cambios del West Ham llegaron demasiado tarde, Moyes hico las tres sustituciones a falta de cinco para el final y poco pudieron hacer con un Arsenal a la defensiva.

Saka fue el artífice en la jugada de los dos goles del Arsenal (Fuente: Will Oliver/AFP)

Al final, Michael Oliver pitó y los tres puntos se quedaron en el Emirates Stadium, en un derbi londinense que tuvo más historia de la que en un principio se esperaba. Al menos, el Arsenal sigue sumando de tres en tres y se mantiene en la parte alta de la clasificación con dos victorias en dos partidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *