El Arsenal despide a 55 empleados por la crisis del Coronavirus

Así lo confirmó el club mediante en comunicado que ha desatado todo tipo de críticas hacia los propietarios

El Arsenal ha publicado a través de su página web oficial un escrito donde se exponen las causas de los 55 despidos que se efectuarán a causa de la crisis sanitaria. Si, 55 trabajadores del club que perderán su puesto debido a la pandemia que actualmente vivimos, una noticia que ha caído como un jarro de agua fría entre los aficionados ‘gunners’.

Las explicaciones que da el Arsenal acerca de los despidos es, básicamente, la necesidad de reducir el impacto de la pandemia a nivel económico para así poder mantener y mejorar la plantilla, que es la máxima prioridad.

Ahora bien, ¿era necesario despedir a más de medio centenar de trabajadores? Según los estamentos del club, sí. Según la opinión del fútbol británico, no. El dilema está sobre la mesa y la decisión que ha anunciado el club se está mirando con lupa desde varios prismas, el primero, que los propios jugadores del Arsenal se bajaron un porcentaje de su salario para que todos los trabajadores mantuvieran su puesto en el mes de abril. El segundo, que Stan Kroenke, dueño del club londinense, es uno de los hombres más ricos del planeta.

Adiós ‘scouting’, hola representantes

Estos despidos además han servido para que todo el grupo de ‘scouting’ del Arsenal se vaya a la calle. Entre ellos, el gran Francis Cagigao, un hombre que durante 28 años ha trabajado para los ‘gunners’ siendo clave en el descubrimiento de leyendas como Cesc Fàbregas, Van Persie, Cazorla o Reyes, entre otros…

La gestión del Arsenal en este aspecto dista mucho del club señorial y gentil que vimos en la etapa de Arsène Wenger, los mandos que dirigen Kroenke y Raúl Sanllehi (director deportivo) dejan un mal sabor de boca a los aficionados que no se sienten representados con la filosofía que se está impartiendo.

El Arsenal está dejando de ser una entidad de culto, para convertirse en un vaivén de representantes, contratos por y para agencias de futbolistas y sinsentidos que solo se comprenden en términos económicos, alejando lo futbolístico y lo sentimental, es decir, la esencia de lo que ha sido esta entidad durante décadas.

Ya lo dijo una vez Arsène Wenger: “somos un club con 600 empleados, debemos tener una actitud responsable por ellos” cuando le preguntaban por las pocas inversiones del Arsenal en fichajes.

Ian Wright no podía expresarlo mejor:

Parece que esto va a cambiar pero no en el buen sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *